Scripta Volant, Cogitatio Manent

Como agencia de marketing debemos plantear mensajes capaces de trascender ese entorno ruidoso y confuso para convertirse en una voz completamente inteligible, clara y coherente (para nuestro cliente y también para sus clientes).

Sociedad de la Información. Cantidad exponencial de datos, heterogeneidad de contenidos, interactividad, bidireccionalidad comunicacional, desorientación, saturación informacional… Vivimos en un mundo rebosante de datos, eslóganes e iconos de distinta índole. ¿Cómo hacerse escuchar en un contexto tan extremadamente saturado?

Como agencia de marketing debemos plantear mensajes que sean capaces de trascender ese entorno ruidoso y confuso para convertirse en una voz completamente inteligible, clara y coherente (para nuestro cliente y también para sus clientes). Pero sobre todo, debe ser una voz con valor diferenciador, un valor que motive y provoque reacciones o cambios de actitud medibles a nivel de resultados.

Con suerte, en primer lugar, dispondremos de una cantidad suficiente de información para empezar a trabajar. Lo siguiente será discernir los objetivos de nuestro proyecto, qué queremos conseguir, cuál es nuestra meta. Una vez bien definidos éstos, hay que pensar en la estrategia: qué queremos decir y cómo. Pero lo que va a hacer que nuestra voz suene como única en medio del alboroto y el tumulto va a ser nuestra capacidad para presentar una solución creativa e innovadora que nos permita conquistar la meta y materializar nuestro reto, no sólo en términos de rentabilidad sino también de calidad y excelencia.

Para ello, hace falta lo más importante. Que tras esa metodología haya un concepto brillante, un concepto que signifique la justificación máxima de nuestra estrategia como la única posible para lograr nuestros objetivos (notoriedad, ventas, fidelización…). Ese concepto legitimará nuestra propuesta como la propuesta por antonomasia, la propuesta de calidad frente a otras que no disponen de una base sólida, argumentada y reflexionada que les otorgue diferenciación y exclusividad. Veamos algún ejemplo.

Acción de marketing directo enmarcada dentro de un programa de marketing relacional. Campaña de otoño para Oi2, la segunda marca de la empresa líder en centros auditivos de Gaes. Objetivos: generar tráfico a sus centros auditivos y convertir un mayor porcentaje de visitas en ventas, además de concienciar a clientes potenciales sobre la importancia de revisarse la audición e informar de las ventajas que ofrece Oi2 al respecto (garantía de servicio, asesoramiento médico profesional, productos de última generación…) para reafirmar, en último término, la imagen fresca y vital de la empresa, a diferencia de Gaes.

20081022-articulo02

Nos centramos en un eje de comunicación que descansa en dos temas clave: salud y precisión. En base a ellos construimos el concepto de la campaña: OiTest, acércate al estado de tu audición y nosotros nos ocupamos del resto. La idea consiste en que con el test que ofrecemos, el usuario podrá aproximarse al estado de su audición (le ayudamos a que empiece a ser preciso) pero si quiere ser preciso de verdad debe venir a visitarnos, ya que los profesionales de Oi2 son fantásticos asesores que le aportarán siempre las mejores soluciones y además le regalaremos un termómetro, a modo de incentivo, porque con la salud toca ser precisos. El concepto se apoya en una línea gráfica original y divertida para crear y satisfacer nuevas motivaciones y expectativas en el target. Presentamos el test en un tablero desplegable formado por distintas casillas junto a un cuestionario sobre comportamientos y reacciones ante los problemas de audición. Cada respuesta afirmativa hace avanzar una casilla en el tablero. Una solución fresca para transmitir nuestra idea cuidando el detalle hasta el máximo nivel.

Así, no sólo basta con un mensaje claro y entendible. La correcta conceptualización de una buena idea se traduce en un mayor porcentaje de éxito. Verba volant, scripta manent (las palabras se las lleva el viento, mas lo escrito permanece) decía un antiguo adagio. Sin embargo, en nuestra sociedad, aquella que llaman de la información, quizás sería más acertado decir Scripta volant, cogitatio manent: lo solamente escrito se lo lleva el viento mas lo que esconde un sólido concepto detrás existe para siempre.


Categoría/s del artículo:
Fidelización de clientes 17    Marketingcom 8   
Top

Buscador:

Destacados:

Categorías:

 LIBROS
Visión Cliente Nuevo libro

Nuevo libro de Josep Alet "Visión Cliente", puedes descargar aquí su primera parte.