Un entorno positivo en un contexto negativo

En un contexto complicado como el actual, existe la tendencia, extensiva a la mayoría de los sectores, a aplicar metodologías de trabajo basadas en el escepticismo, la duda y la desconfianza. El recelo a una reducción acusada de las ventas, a la pérdida de clientes, a la improbabilidad de captar nuevos colaboradores junto con la falta evidente de recursos evita que se emprendan iniciativas arriesgadas y bien fundamentadas para cambiar la dirección decreciente del mercado.

Y en este entorno, suele resentirse la calidad de muchas campañas o proyectos, contaminados por la negatividad y aprensión generalizada en la mayoría de los equipos. Tom Kelley, director general de IDEO, consultor de referencia mundial en innovación, habla en su libro The ten faces of innovation de la figura del “Abogado del diablo” como el rol más extendido en el ámbito de los negocios y el mundo empresarial. Una figura que hay que combatir según Kelley, pues resulta ser el aniquilador de nuevas –buenas o no, pero útiles sin duda– ideas en su fase más primigenia de su proceso de maduración.

En tiempos de crisis, este rol reaparece con mayor fuerza y arraigo en cualquier reunión, con lo que debemos ir un paso más allá y en Marketingcom lo sabemos. Debemos seguir potenciando un diálogo integrador y de crítica constructiva en cada uno de nuestros equipos, lo que evitará que la calidad y el valor de todos nuestros nuevos proyectos se vean resentidos y permitirá que el grado de implicación de las personas que integran los distintos proyectos aumente. Debemos seguir siendo innovadores y buscar nuevas fuentes de inspiración y conocimientos, capaces de promover ideas creativas y facilitar la colaboración entre equipos. De ello depende nuestra supervivencia en el mercado.

20090715-ArticuloEntornoPcN (1)

Un buen ejemplo de ello es la creación de la marca Lacerplus, fruto de un positivo e integrador trabajo de Lacer con Marketingcom. Una campaña de marketing integral basada en un Programa dirigido al farmacéutico para responder a sus necesidades actuales en términos de atención humana, a través de servicios de valor añadido con el fin de fidelizar a sus pacientes y diferenciarse de sus competidores. Nuestro objetivo: ir un paso más allá con una propuesta de auténtico valor.

Para ello, por supuesto, hay que tener presente que no hay idea buena sin idea mala y que la creatividad es inherente a cualquier persona y disciplina. Y es que para conseguir buenas ideas, hay que tener en consideración muchas otras. Según la naturaleza del proyecto que tengamos entre manos, podemos integrar profesionales de equipos ajenos al ámbito de la comunicación para que aporten nuevas perspectivas que pueden resultar fundamentales para la consecución de una buena propuesta.

Sólo así, implantando una metodología de trabajo integradora y una nueva cultura de verdadero trabajo en equipo, basado en el entusiasmo, la ilusión y el interés por compartir, aprender y aportar, podremos plantear soluciones innovadoras que empiecen a cambiar de una vez las directrices en las que se mueve el mercado actual. Una prioridad para Marketingcom con el objetivo de convertir una cortina de humo en productos y servicios de valor.


Categoría/s del artículo:
Marketingcom 8   
Top

Buscador:

Destacados:

Categorías:

 LIBROS
Visión Cliente Nuevo libro

Nuevo libro de Josep Alet "Visión Cliente", puedes descargar aquí su primera parte.